Blog de Manualidades

Blog de Manualidades y tutoriales DIY

ceras manley

Manley 124 - Ceras, 24 unidades
  • Ceras blandas de 24 unidades en colores surtidos
  • Se aplica sobre cualquier tipo de papel
  • Apto para uso escolar

¿Qué son las ceras manley?

Hoy en día tenemos en el mercado multitud de marcas de ceras, pero pocas destacan tanto como las ceras manley. ¿Por qué motivo? Sobre todo, por su suave textura grasa, que permite adaptarse a diferentes soportes y realizar múltiples manualidades, pero también por sus excepcionales resultados.

Manley 130 - Ceras, 30 unidades
  • Ceras blandas de 30 unidades en colores surtidos
  • Se aplica sobre cualquier tipo de papel
  • Apto para uso escolar

Al ser gruesas tienen un buen agarre y, además, muy estable. ¿Quién no ha oído nunca hablar de ellas o quién no las ha usado en el colegio? ¡Prácticamente todo el mundo! Si es que la infancia seguro que no habría sido igual sin estas famosas barritas de colores. Nos han acompañado durante muchos años y son una fuente inagotable de creatividad y diversión. Y la gran ventaja que tienen las ceras frente a otros métodos de pintado es que no se secan ni se estropean cuando quedan fuera de la caja, ¡si es que son las aliadas perfectas para toda manualidad!

¿Dónde se pueden comprar? En cualquier bazar, librería o papelería, en la actualidad incluso es fácil encontrarlas prácticamente en cualquier supermercado y, por supuesto, ¡también en internet! Por suerte es un material que se consigue fácilmente y es de los más asequibles. Normalmente estas ceras blandas se presentan en cajas o estuches y ofrecen una amplia gama de colores. Se pueden encontrar cajas con diferentes unidades, tanto de 15, 24 o 30, por ejemplo. En este caso, la finalidad del fabricante es ofrecer al consumidor la cantidad de ceras que necesita sin pagar más. Esto es una gran ventaja porque los precios se adaptan al formato y podemos aprovechar para hacernos con la cantidad que vayamos a utilizar. Quienes nunca las hayan probado pueden hacerse con el estuche de tamaño pequeño para probarlas y tener su primer contacto con ellas, desde luego a nadie le desilusionarán.

Pero estas ceras tienen un truquito… ¡son perfectas tanto para niños como para mayores! ¿Quién no las ha utilizado alguna vez y no ha repetido? ¡Imposible no hacerlo! Su plasticidad hace que los niños se diviertan todo el tiempo y puedan plasmar toda su creatividad con ellas, mientras que los adultos pueden representar de forma sencilla todo aquello que tienen en su mente. Al ser económicas y duraderas son muy utilizadas en los colegios, aunque también tienen una cajita de manley en su hogar quienes disfrutan de las manualidades y del mundo de la creatividad. Sin embargo, si nos retrotraemos unos milenios en el tiempo, ya el ser humano disfrutaba de las pinturas que la propia naturaleza le ofrecía, solo que con una paleta mucho más reducida que las que tenemos ahora. Si es que el arte siempre nos ha acompañado, ¡desde nuestros inicios como especie!

Si se realizan manualidades con ellas los niños pueden participar con nosotros, siempre que cumplan con la edad mínima exigida para su manipulación. Sus vivos colores y su suave textura hace que sean unas las grandes favoritas para pintar. Son un producto que no exige ninguna manutención ni cuidado… ¡solo tiene ventajas! De hecho, en todos los colegios podemos encontrar cajitas de colores manley por la seguridad de su manipulación, pero también por sus resultados y versatilidad. E incluso si se viaja con niños, son ideales llevarlas consigo para que estén entretenidos durante mucho tiempo mientras no se llegue al destino.

¿Para qué sirven las ceras manley?

¡Sirven para todo! Estas ceras permiten mezclas los colores de la cajita de forma sencilla y siempre consiguen que toda manualidad obtenga unos resultados espectaculares. Al ser ceras blandas facilitan los trabajos de decoración sobre el papel y el cartón, ya que su textura suave hace que la cera se desplace con rapidez sobre cualquier superficie y también permite que los colores se puedan superponer obteniendo un resultado estupendo y muy vistoso. Gracias a su condición oleosa incluso se pueden utilizar para crear cuadros y aplicarles el mismo tratamiento que el del óleo, es decir, utilizar aguarrás para conseguir manipular la densidad del color y jugar con su textura. Sin duda con ella se pueden crear verdaderas obras de arte.

Con estas barritas podemos crear además muchos tipos de manualidades, desde hacer simples dibujos a crear esgrafiados o incluso realizar camisetas decoradas. Aquí la imaginación es la que nos puede guiar, aunque también se pueden sacar muchas ideas de internet, así como de revistas de manualidades. Además, son de las pocas ceras que permiten difuminar dibujos gracias a sus peculiares características, si es que por algo se han utilizado durante décadas y todavía hoy su uso sigue muy vigente. Numerosas generaciones han disfrutado de las manley y esperemos que muchas más lo puedan seguir haciendo. Su textura pastosa cuando la calentamos ofrece muchas posibilidades frente al papel o un lienzo, ya que se adapta a diferentes superficies y permiten realizar experimentos y practicar con la mezcla de colores.

A diferencia de las ceras duras, las manley ofrecen unos difuminados increíbles, por la plasticidad de su textura. Frente a las ceras duras, estas son muy maleables y nos ofrece unos resultados tremendamente variados. Su gama de tonalidades nos dan un resultado brillante por la vivacidad de sus colores y por su aspecto semigraso. Y lo mejor… ¡son muy fáciles de usar! Para conseguir un buen difuminado es suficiente con no presionar demasiado la cera sobre el papel. Luego es suficiente con aplicar un dedo, paño o papel suave sobre el color para desplazarlo por los alrededores y darle el efecto que se busca. Con la práctica hasta se pueden conseguir dibujos o bocetos que parezcan verdaderos cuadros.

También podemos utilizarlas de una forma diferente a la habitual, rebajando su tonalidad e intensidad con aguarrás o calentando pequeños trozos de cera para posteriormente aplicarla como si de óleo se tratase. Por ello, estas ceras no son solo aptas para los dibujos de los niños, sino para muchas de las creaciones de los mayores. Se pueden encontrar por internet múltiples usos de estas ceras especiales, ya que no todas comparten textura ni dureza y, por tanto, no son aptas para las mismas cosas. Ya al cogerlas entre los dedos se nota al momento su peculiar tacto y su composición parcialmente grasa y todas las posibilidades que nos ofrecen.

¿Cómo utilizar las ceras manley?

Estas ceras permiten unos resultados normalmente vistosos y predecibles, ¡una gran ventaja para todo artista! Es cierto que ensucian un poco los dedos, sobre todo si se utilizan durante períodos de tiempo prolongados, pero los restos salen fácil y rápidamente con agua y jabón o simplemente pasando sobre la piel un pañito algo humedecido. Y, si queremos mantener nuestros dibujos como el primer día, nada mejor que aplicarles un barniz superficialmente para fijar el resultado, al tiempo que evitamos que el polvo se apodere de nuestras obras artísticas. Estos barnices fijadores se venden en cualquier tienda de manualidades y son excelentes para conservar dibujos y cuadros, también los pintados a pastel o carboncillo.

¿Se puede decorar una camiseta con las ceras manley? Por supuesto, y de una forma muy sencilla. El primer paso es realizar un bonito dibujo sobre una cartulina, que luego decoraremos con estas ceras. Una vez terminada la obra la aplicamos directamente sobre la camiseta y por encima de la cartulina le pasamos directamente la plancha. Debido a su condición oleosa, el dibujo de la cartulina quedará impreso en el textil y en muy pocos minutos. Ahora conseguir una camiseta totalmente personalizada puede ser muy económico, divertido y también rápido. Y es que las pinturas manley sirven más que para pintar sobre el papel.

¿Cómo realizar un esgrafiado? Esta es una de las técnicas más utilizada con estas pinturas. Se coge un papel o cartulina y se pinta con diferentes colores, pero sin superponerlos, unos junto a otros, y en cualquier dirección. Ahora sí, se pinta sobre los colores anteriores con la cera negra hasta cubrir por completo las otras tonalidades. La base está lista, ahora, por tanto, solo queda dibujar. Para ello se aplica algo afilado como una punta, punzón o mismo una llave sobre el soporte pintado de negro, mientras realizamos el dibujo deseado. De esta forma se obtiene un dibujo totalmente colorido, gracias a los colores con los que habíamos pintado con anterioridad y que se encuentran bajo la capa negra. Los esgrafiados son muy comunes realizarlos en las clases de manualidades de los colegios y quedan muy bien para crear nuevas ideas.

Como se puede comprobar estas barritas de colores son una herramienta con muchas alternativas de uso y diferentes resultados. Son las compañeras idóneas para tener siempre en casa por si nos hacen falta algún día, ya sea para los niños o para los adultos… que seguro que sí. Eso sí, si se realizan muchos esgrafiados es conveniente tener siempre barritas negras de repuesto, ya que serán las que más se consumirán y de esta forma siempre tendremos colores disponibles en casa. También es conveniente realizar correctamente los dibujos antes de pintarlos, para conseguir así verdaderas obras de arte y los mejores resultados. Si es q estas pinturas no deberían faltar en ningún hogar!

Gracias por compartir ceras manley 2023

gracias por ver este tutorial de ceras manley 2022/2023, Me gustaria poder llegar a más personas y por eso estaria genial si me ayudaras a compartir estas ideas en tus redes sociales para que nos pueda ver más gente que necesite ver más ideas de manualidades. Solo es necesario que hagas click en uno de los botones que verás aquí abajo. ¡Mil gracias por compartir!

gracias por compartir

    • Català
    • Español

    © Uma Manualidades | Hecho con ❤️ & ☕ por Koa.Agency todos los derechos reservados